domingo, 20 de julio de 2008


Duro
Duro dejarte
como te dejo
A medio paso del abismo
a pulgadas de la soledad

Descanso en vos
me sostengo ante todos
y en vos descanso
en vos me desnudo
en vos me acobijo
y grito sin miedo a gritar
pero
no traigo agua
no traigo sol, ni cal, ni arena
te dejo bolsas de huesos
para que me armes

Me odio

2 comentarios:

Ezequiel dijo...

Descanso mis zapatos

Descanso mis zapatos parado en el punto de partida.
Aquí los cuatro vientos de tu nombre entrelazan
manos reanudando las órbitas de tu ausencia.
Alrededor del mundo circula tu recuerdo.
Mi diminuta luna inexorable! Planeta
que brilla siempre y que no alcanzo.
Salto desde la altura del poema,
desde la sombra de los pájaros.
Aire!... Gotas de cristal azul
que estallan salpicando
estas palmas desiertas.
Inalcanzable altura
para pobres alas
clavadas a la
sal. Espera,
apenas
nada
sin



Paz y Alegria
PKs

Victoria Viajera dijo...

Si existiera cierto goce en el dolor, acabo de encontrar la imagen que lo ilustra:

"no traigo agua
no traigo sol, ni cal, ni arena
te dejo bolsas de huesos
para que me armes"

Sin filtro y sin palabras.