lunes, 22 de febrero de 2010

Mi nombre tiene su nombre,
balanza en alza
Mientras junto los cachos de uña de la mesa.
apoyo el vaso
y la sien se me parte

Me pregunto si serás vos,
si esta carne mal cocida no tendrá parásitos
si la inocencia de ellos no mata verdades
Me pregunto que haces ahí tirada muerta,
mejor te llevo a la cama y que parezca natural

2 comentarios:

Máximo Ballester dijo...

Ja ja, qué bueno! Y con ese final me descolocaste. Bien!
Un abrazo. Que estés muy bien.

Trinidad Herrero dijo...

Se me hace muy cercano lo que escribis. Es exactamente lo que me gustaría poder hacer. Me es dificil deshacerme del filtro, a pesar de que lo intente. Me falta lo posmoderno, peor aún, me sobra modernidad. www.susurrodesilencio.blogspot.com por si te interesa leer...