martes, 9 de septiembre de 2008

Las madres se sientan, se piensan
las madres son agua.
Destino de cosa azul
karateka interior.

Las madres son esa imagen
el indesfigurable destino de una maldición.
Las madres son ese pueblo que camina las calles,
esa siesta entrerriana de las tres en punto
ese tañido desde lo alto
esa imagen de la muerte jugando
con un duendecito
a orillas de un aljibe

1 comentario:

Victoria Viajera dijo...

y es, ante todo, calma y alivio.